RD cerrará el 2020 con una caída de un 6 por ciento en su economía


Contrario a los últimos años, la economía dominicana sufrirá en 2020 una caída de un 6 por ciento, producto del impacto de la pandemia de coronavirus, aunque prevé una recuperación para el próximo año, de acuerdo a informaciones ofrecidas Fondo Monetario Internacional (FMI).

El FMI estima que para el próximo año el país logrará recuperar el dinamismo económico, proyectando un crecimiento de un 4 %, indica el informe “Perspectivas económicas Las Américas: la persistencia de la pandemia nubla la recuperación”.

La caída del producto interno bruto (PIB) dominicano será inferior a la media de América Latina y el Caribe, que el organismo estima en 8.1 % para este año, aunque proyecta una recuperación de un 3.6 % de la economía regional para el 2021.

En abril, la entidad estimó que el país sufriría una caída económica del 1 %, mientras que a inicios de octubre empeoró su proyección con una reducción del 5.9

“La sólida recuperación de las remesas y las exportaciones y el bajo nivel de los precios del petróleo contribuirán a que la contracción sea más leve en América Central, Panamá y República Dominicana. En tanto que los países caribeños dependientes del turismo experimentarán recesiones más severas, debido a la drástica y prolongada merma del turismo”, recoge el informe.

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo, Alejandro Werner, recomendó a los países latinoamericanos seguir centrándose en contener la pandemia de COVID-19 y cimentar la recuperación.

“Se debe evitar retirar de manera prematura los apoyos fiscales, obviamente, tomando en cuenta las restricciones de finanzas publicas que enfrentan los países y la disponibilidad de financiamiento”, aconsejó Werner.

Sobre la deuda del Estado dominicano, el FMI proyecta que la misma culminará el 2020 representando el 68.8 % del PIB, aunque augura una ligera reducción para el año siguiente, hasta el 68.2 %.

“Después de los apoyos que se implementaron durante los meses de la pandemia, las economías van a emerger con niveles de deuda más alto y, por lo tanto, probablemente con rating crediticios más debilites y deberán marcar sus políticas futuras en un entorno fiscal que conduzca a la estabilización de los niveles de deuda y eventualmente a su reducción”, consideró.